«Afluentes” ye’l regresu d’Alfredo González a les estanteríes y plataformes dixitales. Tres cuatro años de silenciu discográficu nos qu’aprovechó pa llanzar el so primer poemariu , el turonés vuelve sonar con una colección d’once cantares publicaos pola multinacional Warner Music. Producíos por Pachi García Alis nos sos estudios de Baeza (Xaén), estos once cortes amuesen al Alfredo más eclécticu y personal. Del carácter pop de la mesma “Afluentes” al  alternativu de “Pentotal”; de la honestidá sensible de “Guardad las tijeras” al minimalismu escépticu de “El pozu”… Once cantares para fuxir corriendo o abellugase tres de la ventana. Once afluentes al mar más cercanu

 

Afluentes marchó camín de Baeza como un puñáu de cantares y vuelve en forma de sestu discu. ¿Ónde disti con Pachi García Alis?

Conocíalu -musicalmente- de la so etapa al mandu d’Alis y tamién siguí’l so primer discu en solitariu, pero nun supi de la so faceta como productor hasta qu’escuché’l primer discu de Guadi Galego. Cuando Guadi sacó’l segundu acabó por conquistame y decatéme que yera la persona que quería para vistir los mios cantares nuevos.




Con “La paciencia del faquir” (Algamar Producciones, 2015) dicíes en delles entrevistes que queríes escapar de les etiquetes y demostrar que tabes más allá d’una cruz marcada n’unu caxellu. Agora vuelves casi al orixe, con tola evolución pop qu’hai nel camín. ¿Podemos poner un marcu claru a estos Afluentes?

Podemos poner un marcu a les fotografíes que nos gusten, pero nel nuesu imaxinariu son difuses y confúndense. Sí ye ciertu que vuelvo al orixe col bagaxe de toos estos años de creación, pero a la fin creo que lo que faigo ye pop, ensin más. Cantares con estribillu qu’intenten formar parte de la to vida.

Volvamos al procesu creativu, ¿baxasti del tren en Baeza coles idees bien clares de lo que debería de ser esta vuelta a les ondes? ¿Cómo trabayasteis nesta ocasión?

Con Pachi trabayé a distancia, cuando baxé del tren en Baeza la grabación taba práuticamente finiquitada y yo namás grabé les voces y los pianos.

Al conocer el so trabayu como productor, lo que m’apetecía yera que ficiera suyes les canciones y nun entrometeme, como asina foi. La mio percepción ye que consiguió una homoxeneidá propia de los maestros del estilu, especialmente considerando que vistió 11 cantares de bien distintes dómines míes

D’estos 11 cantares que nos regales en “Afluentes”. ¿Cuál podemos dicir que ye’l que representa l’espíritu global del discu?

Probablemente «Afluentes», por ser la primera que llegó producida, pola sensación d’aselu que me provoca y porque tolos cantares son afluentes dende mi pa contra dalguna parte.

Esti sábadu vuelves con tola banda al direutu.  ¿Qué te dicen d’esta nueva propuesta musical?

Pos tendríes que preguntar a ellos (rises). Dalgunos dícenme que sueno bien indie, otros que bien cantautor… Pero como soi’l que paga, van defender estos cantares cola fuercia y la brenga de siempres.




Warner, Subterfuge…

Con Subterfuge namás tuvimos conversaciones mientres dellos meses. Gustáben-yos los cantares pero nun llegamos a concretar nada, y cuando taba a puntu d’autoeditame llegó la opción de publicar con Warner. Como nunca tuviera una esperiencia con una multinacional -y tampoco se trata d’un contratu artísticu al usu, ye un contratu de los que se llama «llicencia»- pruyíame probar. Y neses tamos… De dalguna manera, podríamos dicir que fiché pol filial d’un equipu grande (que, a la mio edá, tien el so aquel)

L’otru día apaecieron comentarios de toa triba  dempués del capítulu de “Un país para ecucharlo”  referente a Asturies. ¿Qué echasti de menos…o de más?

Vi tolos capítulos menos el d’esta selmana, que me pilló de viaxe. Nun voi criticar una iniciativa musical na televisión pública (anque podríamos criticar la hora, que sía na segunda cadena…) y supongo que los criterios de selección son personales y intransferibles… Pero sí te voi contestar que, si atendemos a criterios de rabiosa actualidá -y echando a un llau a grupos nos que toque yo o tenga implicación personal-, nesi capítulu faltaben Alberto & García.

¿Per ónde van fluyir los afluentes dempués de Mieres?  

Antes de la seronda voi faer pocos conciertos… Colo poco que llueve, vamos dexar que la xente esfrute del sol y, dempués del branu, vamos salir con tou a percorrer l’estáu. Cuando llegue la mio estación favorita va empezar l’añu musical y, como diría Drexler, «a tou digo que sí, con tal de vete baillar»

 



Categories: Música