Nel XXX aniversariu del despegue de El Cohete Internacional, los sos responsables, Carlos y Toño Barral faen un repaso a la so trayectoria al traviés d’un llibru que recueye los carteles de los conciertos y eventos qu’entamaron dende aquel 1987.

Dexámosvos equí integra la presentación del mesmu al cargu del propiu Carlos Barral:

Ún mira pel retrovisor y certifica que volaron los años, los conciertos y los díes, en perbona propulsión.

Dende 1988 y hasta 2018 trescurrieron les primeres trés décades d’El Cohete Internacional, empresa que foi bautizada col nome de Producciones El Cohete pero que, dende fai unos cuantos años yá, camudaba’l so apellíu para ser fiel a lo que’l so percorríu profesional esixía.

Trescurrieron por tantu trés décades que resumimos nesti llibru’l cuál xunta memoria gráfica, hestoria de la música en vivu y que percuerre, tamién, la música popular fecha y celebrada n’Asturies anque non solo, porque El Cohete despegó y viaxó enforma hacia otros llares, dientro y fuera d’España.



Fueron seis llustros de música en vivu que se traducen nestes sesenta y cinco llámines d’otros tantos conciertos nos que’ldiseñu gráficu, la ilustración, la fotografía y la pintura revélense como un vehículu indispensable para l’espardimientu de la música en direutu. Dalgunos d’esos artistes, dibuxantes, diseñadores y pintores son, nesti momentu, figures d’escomanáu prestíu nes sos disciplines.

Trátase, por tanto, d’amosar una panorámica visual (la nuesa) non exenta de matrices nin de matices, na que toles músiques populares tuvieron, y tienen, el so llugar: la música pop, el rock, el punk, el folk, el jazz, les músiques del mundu, la fusión, el fado, la música africana, el flamencu, etcétera. Porque hai que dicir que la nuesa salvedá artística o estética atañe puramente a la calidá, y por calidá nun entendemos solamente remangu, conocencia nin, ta claro, academicismu.

 

Bandes llexendaries de la música xestada n’Asturies y artistes que formen parte de la hestoria de la música pop universal percuerren estes páxines. Nomes propios qu’allumen un planeta, festivales icónicos, cultura y contracultura, mapa sonoru fechu y/o celebráu nesti país.

Converxendo con instituciones públiques y privaes, sumando esfuerzos con festivales, programando en sales, discoteques y clubes, xenerando texíu con otru promotores y colegues d’oficiu, suañando emociones con artistes, buscando aquello que’l públicu quier escuchar y ufiertándo-y lo que consideramos que van tar encantaos d’afayar… Trabayando a comuña con veceros dende va décades pero, tamién, conquistando a nuevos aliaos que nos dexen siguir desenvolviendo unu llabor cultural que define’l territoriu, que traza un mapa, que significa un mundu. El nuesu universu.


No «glocal», diriximos la carrera de trés artistes indispensables pa la música popular asturiana: nos 80 fueron Los Llocos, nos 90 y primeros años del mileniu, Tejedor y, nos últimos años, Rodrigo Cuevas, artista que ta marcando’l presente y el futuru del nuesu tiempu: pulverizando prexuicios, enriando talentu, refaciendo lo antiguo, respetando siempres. Trés artistes que, ensin llugar a dulda, son el paradigma de cada dómina.

No llocal, foi un honor programar n’Asturies a cientos d’artistes internacionales que respinguen: Van Morrison, Cachao, Eric Burdon, Bill Wyman, Green Day, etcétera, asina como un elencu incontable d’artistes nacionales de too pelo y condición: Rosendo, Rosalía, Aute, El Cigala, Poveda, Labordeta, Paco Ibáñez, SA…

No cultural, creemos y/o diriximos festivales como l’Internacional  de Jazz de Bueño, Fiasco o Latidos.

No solidario, ayudemos a producir festivales en sofitu d’Amnistía Internacional, de Duro Felguera, Contra la Probitú y para recaldar fondos en beneficiu de la revista Atlántica XXII; porque nun se debe concebir la música ensin el so componente ideolóxicu o reivindicativu.

Nel ámbitu estatal, promovimos mientres décades la carrera nel nuesu país d’artistes como Oysterband, Kíla, Altan, Dervish, Joana Amendoeira, Julie Fowlis o Duncan Chisholm (por citar solamente un ramillete), siendo esta una de les llínees d’aición troncales dientro de la nuesa actividá a lo llargo de too esti tiempu.

Miremos a lo nueso con altor, queriendo qu’orbite colo meyor del esterior. Y miremos con altor a lo de fora para traelo hasta acá, por qu’orbite en casa.

Música pal deleite. Música pa la puxanza. Música pa la consagración de la belleza. Música pa la xusticia social. Música de raigañu. Música de vanguardia. Música alternativa. Música hedonista. Música en solidaridá.

Son yá trés décades d’actividá, de munchos cientos de conciertos (gracies a los cualos fiximos felices a munches miles de persones) resumíos nuna pequeña amuesa a vista de cartelu; esperamos qu’esfruten d’esti llibru y proyectu tantu como nós al vivilo en primer persona, a lo llargo de too esti tiempu.

Esta ye música que nos entra pelos güeyos, música a vista de cartelu. Gracies.

Carlos Barral Álvarez